Buscar
  • Servin

¿Cómo lo hacemos?

Actualizado: 11 de jul de 2019



Las piezas Servin cuentan con características muy propias que la hacen distinta al resto de la cerámica de alta temperatura pero, ¿cómo es que la realizamos?, a continuación un resumen rápido de su elaboración.


Elaboración de las piezas

creación de piezas-baceado

En un molino y posteriormente en la mezcladora del taller se prepara la pasta que desde ese momento recibe el nombre de "pasta Servin", por contener ingredientes característicos que la hacen distinta al resto de las cerámicas de alta temperatura en el mercado.


La fabricación de las piezas se lleva a cabo en moldes de yeso donde se vierte la pasta Servin y se deja reposar dependiendo la pieza que se este trabajando, entre más grande la pieza más tiempo se llevará en el molde.

Después de un tiempo determinado se vacía el excedente de pasta del molde.






Una vez que la pieza logró formarse dentro del molde se obtiene la pieza deseada.

Con ayuda de una navaja se corrigen bordes y eliminan rebabas de la pieza.


Posteriormente, se pule la pieza con ayuda de una esponja y agua para darle el terminado liso a la pieza.


Las piezas se esmaltan con una base de cristal en su interior para evitar filtración de líquidos por los poros de la pieza y además, darle un acabado más estético al tacto y a la vista.



Decorado de las piezas


Marcando bordes



Si bien, nuestras piezas mantienen una naturalidad en sus decorados se debe trazar en una torneta unas lineas guía con lápiz para orientar los decorados en toda la pieza.




Se marcan los bordes con pinceles de pelo natural en azul cobalto y después, pasa al decorado de las piezas que con ayuda de perillas se crean los diseños en la pieza y posteriormente la aplicación de color.


Joyero decorado

Es en este paso donde las piezas Servin adquieren la característica más importante, cada pieza es ÚNICA en sus decorados.

Esto se logra dado que los diseños de las piezas son creados directamente en la pieza, no se calcan dibujos, no se generan piezas a patrones. Cada pieza es distinta al resto.


La pieza que se decora refleja lo que se siente como inspiración y hasta el estado de ánimo, se tiene una conexión decoradora-pieza, volviéndola más especial.


La combinación de colores la realizamos del mismo modo que el perfilado de las piezas.



Horneado de las piezas

Para este momento, la pieza se encuentra ya lista, solo falta meterla al horno por aproximadamente 8 horas a fuego directo a una temperatura de 1240°C siendo así una cerámica de alta temperatura.



Dentro del horno y a esa temperatura es que las piezas adquieren el relieve característico de la Cerámica Servin.


Al ser horneada a esa temperatura y por la pasta Servin, la cerámica es libre de plomo.












Resultado final

Después del tiempo del horneado las piezas quedan listas.


Pieza fina

Pasan al área de observación (si quiebres o defectos) para así, ponerlos a disposición de todo el público.


Si bien el proceso no es corto, conlleva muchas horas y semanas de fabricación ya que le ponemos toda nuestra dedicación a cada pieza que realizamos.


En promedio, una pieza Servin tiene un promedio de 1 mes de elaboración.


Podemos resaltar:


Todas las piezas son hechas y decoradas a mano y cada pieza es única, por lo que, no habrá dos tazas iguales en todo el mundo.




90 vistas1 comentario